DOÑA BÁRBARA

 

 DOA_BR~1

Rómulo Gallegos, Venezuela

Agosto 2, 1884 – Abril 7, 1969

 

Creo que Doña Bárbara fue la primera novela acerca de una pasión que leí en mi vida, muy temprano en el colegio. Ya había leído varias novelas literarias Latinoamericanas de amor, incluyendo a María de Jorge Isaacs, todas dentro de su corriente regionalista, costumbrista si se quiere. que en su momento significaron un paso adelante en la historia literaria de nuestros países y que narran historias acerca de los sentimientos. Sin embargo, fue Doña Bárbara la obra que trajo ante mi esa literatura que logra contagiar los sentimientos en lugar de limitarse a describirlos, literatura que hace al lector experimentar, en lugar de reconocer o entender, las pasiones de sus protagonistas. Inmediatamente la siguieron Cumbres Borrascosas de Emily Bronte y María Magdalena de Vargas Vila. Después, muchas otras. Mi pasión por Santos Luzardo fue duradera, releí la obra una vez y otra. Todavía ahora, al preparar esta nota, descubrí matices nuevos y encontré sorpresas. Quizás en el fondo eso es exactamente lo mismo que ocurre con esas, nuestras pasiones eternas.

 

…”Le ha dejado dos cosas tiernas.

La frescura del agua en las mejillas, que ahora le están produciendo sensaciones desconocidas. ¡Sí se siente la belleza! Estas sensaciones nuevas y tiernas no pueden tener otra causa. Así debe de sentir el árbol, en la corteza endurecida y rugosa. Así debe de estremecerse la sabana, cuando, un día, después de las quemas de marzo, siente que ha amanecido toda verde.

Le ha dejado también la emoción de unas palabras nunca oídas hasta entonces. Las repite y oye que le resuenan en el un palmar solitario donde era posible estar horas y horas tendida en la arena, inmóvil hasta el fondo del alma, sin emociones ni pensamientos. Ahora los pájaros cantan y da gusto oírlos, ahora el tremedal refleja el paisaje y es bonito aquel palmar invertido, aquel fondo de cielo que se le ha formado al remanso, ahora trasciende de los bejucos que se vinieron enredados en el haz de chamizas de silvestre aroma de las flores del monte y es agradable aspirarlo. La belleza no está en ella solamente; está en todas partes: en el trino que trae en la garganta la paraulata llanera, en la charca y su orla de hierba tierna, en el palmar profundo y diáfano, en la sabana inmensa y en la tarde que cae dulcemente, dorada y silenciosa. ¡Y ella no se había dado cuenta de que todo existía, creado para que lo contemplaran sus ojos!”…

 

…” Por su parte, al mirarlo a los ojos, a ella también se le borró de pronto la sonrisa alevosa que traía en el rostro, y sintió, una vez más, pero ahora con toda la fuerza de las intuiciones propias de los espíritus fatalistas, que desde aquel momento su vida tomaba un rumbo imprevisto. Se le olvidaron las actitudes zalameras que llevaba estudiadas, se le atropellaron y dispersaron por el tenebroso corazón los propósitos inspirados en la pasión fundamental de su vida –el odio al varón–; pero sólo se dio cuenta de que sus sentimientos habituales la abandonaban de pronto. ¿Cuáles los reemplazaron? Era cosa que por el momento no podía discernir”…

 

…” Era la brusca rebelión del hombre, el rencor de largos años sepultados dentro del alma envilecida, algo viril, por fin, brutal; pero con todo, menos innoble, menos abyecto que aquella relajación de la dignidad que lo había hecho entregarse al alcohol para olvidar su miseria. Ya esta saludable reacción había comenzado desde los primeros días de su estada en Altamira, pero hasta entonces no se había atrevido a hacer la más remota alusión a doña Bárbara. Su conversación giraba exclusivamente dentro de los recuerdos de su época de estudiante y en la minuciosidad que ponía en estas evocaciones, citando nombres y señales fisonómicas de sus enemigos de entonces y puntualizando los mínimos detalles de las cosas o sucesos a que se refiriera, se advertía cierto angustioso empeño. A veces se le iban de pronto las ideas hacia el tema que no debía ser tratado; pero cortaba a tiempo las frases, y para que Santos no advirtiese la solución de continuidad, se perdía en divagaciones desconcertantes y en circunloquios plagados de contrasentidos, dando con todo esto la impresión de que las ideas corrieran por entre los escombros de su cerebro, como sombras locas, buscándose y evitándose al mismo tiempo. Ahora, por primera vez aludía a la mujer causante de su ruina, y Santos le vio brillar en las pupilas una ferocidad delirante”…

GRACIAS POR LEER Y COMPARTIR MI BLOG: http://www.florentinoletters.com

Martha Cecilia Rivera, Chicago, Agosto 2014

 

 

 

Leave a comment

Filed under Gigantes

TIEMPOS DE CAMBIO

calendar

Por casi tres años he compartido con mis lectores, en mis notas diarias de lunes a viernes, lo que se y lo que averiguo sobre literatura, pero sobre todo lo que estoy leyendo y la forma como estoy resolviendo los retos que me va presentando esta, mi devoción por la escritura. Esto está cambiando, más recientemente no he escrito a diario como antes. La razón tiene ya un título provisional “Juguemos a las voces”, mi tercera novela. Porque me ha atrapado y me consume cada instante libre que tengo, y por todo lo que me exigen mi primera novela “Fantasmas para noches largas”, y la segunda “La Fatalidad de la Gallina”, y mi volumen de relatos “Opera de un hombre que buscaba”,  he decidido ser honesta conmigo misma y reconocer que no puedo seguir dedicándole una hora diaria a mi blog. Tiempos de decisiones. De manera que de ahora en adelante, mis notas aparecerán sólo una vez por semana, los sábados. Gracias a todos por entender y por seguir leyéndome.

 

GRACIAS POR LEER Y COMPARTIR MI BLOG: www,florentinoletters.com

Martha Cecilia Rivera, Chicago, Julio 2014

Leave a comment

Filed under Escribiendo, Mundo de Escritores, Publicando

EL CONDE DE MONTECRISTO

alejandro dumas

EL CONDE DE MONTECRISTO

Alejandro Dumas

Francia, Julio 24 de 18 – Diciembre 5 de 1870

 

…”Permaneció Fernando impasible sin cuidarse de enjugar las lágrimas que resbalaban por las mejillas de Mercedes, aunque a decir verdad, por cada una de aquellas lágrimas hubiera dado mil gotas de su sangre…, pero aquellas lágrimas las derramaba por otro. Púsose en pie, dio una vuelta por la cabaña,volvió, detúvose delante de Mercedes, y con una mirada sombría y los puños crispados exclamó:

-Mercedes, te lo repito, responde, ¿estás resuelta?

-¡Amo a Edmundo Dantés -dijo fríamente Mercedes-, y ningún otro que Edmundo será mi esposo!

-¿Y le amarás siempre?

-Hasta la muerte.

Fernando bajó la cabeza desalentado; exhaló un suspiro que más bien parecía un gemido, y levantando de repente la cabeza y rechinando los dientes de cólera exclamó:

-Pero, ¿y si hubiese muerto?

-Si hubiese muerto… ¡Entonces yo también me moriría!

-¿Y si lo olvidase?

-¡Mercedes! -gritó una voz jovial y sonora desde fuera-. ¡Mercedes!

-¡Ah! -exclamó la joven sonrojándose de alegría y de amor-; bien ves que no me ha olvidado, pues ya ha llegado.

Y lanzándose a la puerta la abrió exclamando:

-¡Aquí, Edmundo, aquí estoy!

Fernando, lívido y furioso, retrocedió como un caminante al ver una serpiente, cayendo anonadado sobre una silla, mientras que Edmundo y Mercedes se abrazaban. El ardiente sol de Marsella penetrando a través de la puerta, los inundaba de sus dorados reflejos. Nada veían en torno suyo: una inmensa felicidad los separaba del mundo y solamente pronunciaban palabras entrecortadas que revelaban la alegría de su corazón.

De pronto Edmundo vislumbró la cara sombría de Fernando, que se dibujaba en la sombra, pálida y amenazadora, y quizá, sin que él mismo comprendiese la razón, el joven catalán tenía apoyada la mano sobre el cuchillo que llevaba en la cintura.

-¡Ah! -dijo Edmundo frunciendo las cejas a su vez-; no había reparado en que somos tres”…

 

GRACIAS POR LEER Y COMPARTIR MI BLOG: http://www.florentinoletters.com

 

Martha Cecilia Rivera, Chicago, Julio 2014

Leave a comment

Filed under Gigantes, Uncategorized

MI DELIRIO SOBRE EL CHIMBORAZO, DE SIMÓN BOLÍVAR

simon-bolivar

Simón Bolívar,
Venezuela, 24 de julio de 1783 – Colombia, 4 de mayo de 1830

MI DELIRIO SOBRE EL CHIMBORAZO
”Yo venía envuelto en el manto de Iris, desde donde paga su tributo el caudaloso Orinoco al Dios del as aguas. Había visitado las encantadas fuentes amazónicas, y quise subir al atalaya del Universo. Busqué las huellas de La Condamine y de Humboldt seguílas audaz, nada me detuvo; llegué a la región glacial, el éter sofocaba mi aliento. Ninguna planta humana había hollado la corona diamantina que pusieron las manos de la Eternidad sobre las sienes excelsas del dominador del los Andes. Yo me dije: este manto de Iris que me ha servido de estandarte, ha recorrido en mis manos sobre regiones infernales, ha surcado los ríos y los mares, ha subido sobre los hombros gigantescos de los Andes; la tierra se ha allanado a los pies de Colombia, y el tiempo no ha podido detener la marcha de la libertad. Belona ha sido humillada por el resplandor de Iris, ¿y no podré yo trepar sobre los cabellos canosos del gigante de la tierra?¡Sí, podré! Y arrebatado por la violencia de un espíritu desconocido para mí, que me parecía divino, dejé atrás las huellas de Humboldt, empañando los cristales eternos que circuyen el Chimborazo. Llego como impulsado por el genio que me animaba, y desfallezco al tocar con mi cabeza la copa del firmamento: tenía a mis pies los umbrales del abismo.
Un delirio febril embarga mi mente; me siento como encendido por un fuego extraño y superior. Era el Dios de Colombia que me poseía”…

http://planlectura.educ.ar/pdf/literarios/venezuela.pdf

GRACIAS POR LEER Y COMPARTIR MI BLOG: http://www.florentinoletters.com

Martha Cecilia Rivera, Chicago, Julio 2014

Leave a comment

Filed under Gigantes, Mundo de Escritores, Uncategorized

UN POEMA DE KO UN

Ko un

KO UN
Corea del Sur, 1933

El viento

Nunca le pidas clemencia al viento
altas lilas silvestres y otras
blancas lilas aromáticas y otras
flores sin nombre y otras
una vez que se hayan marchitado sus hojas
brotarán nuevos tallos
No es demasiado tarde

Tomado de: 108 poemas Zen” Editorial Casariego 2005

GRACIAS POR LEER Y COMPARTIR MI BLOG: http://www.florentinoletters.com

Martha Cecilia Rivera, Chicago, Julio 2014

Leave a comment

Filed under Gigantes, Uncategorized

LA HERMANA DE BORGES

Platero de Norah Borges

La imagen en mi nota de hoy es el Platero de Norah Borges, la hermana menor de Jorge Luis Borges, pintado expresamente con el propósito de ilustrar una versión de “Platero y Yo” que se publicó en 1942. Fanny Leonor Borges nació en Argentina en 1901. Su obra como pintora incluye ilustraciones de variadas obras literarias, entre ellas algunas del propio Borges y de Cortázar.

http://www.artpromenadebsas.com/paint_borges_eng.php

GRACIAS POR LEER Y COMPARTIR MI BLOG: http://www.florentinoletters.com

Martha Cecilia Rivera, Chicago, Julio 2014

Leave a comment

Filed under Mundo de Escritores, Uncategorized

ENTREVISTA A NADINE GORDIMER

Nadine Gordimer

“Tú no decides ser escritora. Solo hay un camino, leer, leer, leer para que se despierte el don de la escritura”

http://cultura.elpais.com/cultura/2013/09/19/actualidad/1379603498_545450.html

“No es verdad que existe un tiempo para vivir y uno para escribir. Existen naciones, períodos históricos y situaciones políticas en los que la literatura hiere a quien la hace y quien la lee”.

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=44985

“La idea de que la inspiración brota por sí sola es propia de gente que no es escritora. Porque escribir es resultado de tu propio desarrollo, del desarrollo de tus propias emociones y, por supuesto, de tus relaciones con el mundo exterior, con lo social y lo político. La necesidad de escribir viene de esos dos impulsos: de lo que te sucede dentro y de lo que te viene impuesto desde la sociedad, el país, la política, la moral”.

http://www.letraslibres.com/revista/convivio/escenas-de-una-vida-conversacion-con-nadine-gordimer

GRACIAS POR LEER Y COMPARTIR MI BLOG: http://www.florentinoletters.com

Martha Cecilia Rivera, Chicago, Julio 2014

Leave a comment

Filed under Gigantes, Mundo de Escritores